Teléfono : 915 703 837 | Móvil: 690 951 522 | Email: info@juanpedropena.es

El Licenciado


Estoy afrontando mi nueva etapa profesional con mucha ilusión, algo que creo que es muy importante cuando tras trece años trabajando junto a otros y otros tantos o más anteriormente trabajando para otros, te encuentras sólo ante el mundo jurídico.

Por eso, cualquier gesto de ánimo, cualquier palabra de aliento, me reconforta y me anima a seguir adelante, es mi complejo vitamínico particular. Hoy mismo, he recibido una llamada muy gratificate de Pepe, el gerente de una empresa cliente de mi antiguo despacho, el cual no sólo me ha trasladado sus mejores deseos sino que abiertamente me pedido que trabaje para otra de sus empresas en un proyecto muy interesante.

Sin embargo no todo iban a ser noticias positivas. Hace unas semanas el gerente y socio único de otra empresa me comunicó que había vendido sus participaciones a otros empresarios que conozco desde hace mucho tiempo fruto de mis servicios prestados a otras de sus empresas. Como quiera que con la primera empresa yo estaba manteniendo una relación profesional mediante la fórmula de iguala, el citado socio único me indicó que había recomendado a los socios adquirientes que siguieran contando con mis servicios. Por ello, contacté con éstos no sólo para que me explicaran la situacion sino para ponerme a su disposición para ayudarles con los trámites de los cambios formales.

En mis primeras conversaciones, los nuevos socios se mostraron muy receptivos pues como he mencionado antes, ya habían contado conmigo en momentos anteriores. Sin embargo, cuando les hice llegar mi presupuesto formal de honorarios comenzaron las dudas hasta que finalmente me confesaron que no iban a aceptarlo porque uno de estos socios tenía una hija quien a su vez mantenía una relación con un muchacho que recientemente había finalizado la “carrera de abogado” y que habían hablado con él y éste les había dicho que “ya lo hacía él y además de forma totalmente gratuita” y así “iba aprendiendo“.

Como no puede ser de otra forma, les dije que respetaba su decisión, pero no pude evitar indicarles también que estaba a su disposición por si en algún momento creían que mis casi catorce años de ejercicio profesional y especializados en TIC’s podrían ser más útiles que la experiencia de su futuro yerno, aunque yo, lógicamente, suelo cobrar por trabajar.

Estoy totalmente a favor de dar oportunidades a quienes están empezando. A mi no me dieron muchas pues tuve que buscar yo sólo las oportunidades y hubiera agradecido tener a un futuro suegro empresario que me diera trabajo. Puedo por lo tanto entender que ante un yerno sin trabajo y un abogado externo, se elija al primero y que éste vaya aprendiendo a base de trabajar.

Pero lo que no puedo comprender es que determinados asuntos vitales para el devenir de una empresa,  se pongan en manos de una persona sin experiencia. Estoy hablando de tratar con una materia tan compleja y con terminología muy técnica, como son las TIC’s, no se trata de un acto administrativo de mero trámite en donde el órgano administrativo te pide que cumplimentes un formulario con lo que quieres pedir.

Tampoco logro entender que además, se pacte que estas tareas se hagan de forma gratuita. Gratuitamente no debería trabajar nadie. Yo he tenido becarios y les he formado y les pagado con dinero. Lo siento mucho pero la exclavismo fue abolido hace mucho tiempo y para trabajar gratis están las ONG’s, no las empresas. El futuro Licenciado Vidriera tampoco debería haberse ofrecido a trabajar gratuitamente pues es denigrante para la profesión en especial y para cualquier trabajador en general.

Pero lo que menos me resulta comprensible es que todo esto me lo dijeran sin parpadear, pero con esa mirada que muchos conocerán que te está diciendo que tu trabajo, por muy abogado que te creas y por muy especializado, es una memez, que lo puede hacer cualquiera y que la prueba está aquí, con el yerno que recién licenciado lo va a hacer “de gratis“.

Comenta aquí

One comment on “El Licenciado

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: