Teléfono : 915 703 837 | Móvil: 690 951 522 | Email: info@juanpedropena.es

La Ley de Protección de Datos


Nuestra Constitución fue una de las primeras en introducir la protección de los datos frente al uso de la informática dado que es precisamente en los años de su redacción cuando comienzan a apreciarse los peligros que puede entrañar el archivo y uso ilimitado de los datos informáticos. Nuestros constituyentes tomaron, en este caso, el ejemplo de la Constitución portuguesa, sólo dos años anterior a la española e introdujeron un cuarto apartado en el Art. 18, tradicionalmente asociado al Derecho al honor, la intimidad y la propia imagen; “La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”

Este mandato constitucional en cambio no se llevó a cabo hasta el 31 de Octubre de 1992,  cuando el Boletín Oficial del Estado publicó la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de Regulación del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal, más conocida como LORTAD, a pesar de que el desarrollo de este derecho ser marcó en el Convenio del Consejo de Europa de 28 de enero de 1981, para la protección de datos de carácter personal.

El 25 de Junio publicó el Real Decreto 994/1999, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal, que estuvo vigente hasta el 19 de Abril de 2008.

El 14 de Diciembre de 1999 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, más conocida como LOPD, que anuló a la LORTAD.

El 19 de Enero del 2008 se publicó un nuevo Reglamento, el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal y por lo tanto, este sí que desarrolla a la vigente LOPD.

Por último, tengo que destacar la reciente promulgación del Reglamento europeo de Protección de Datos, que supone unas “nuevas reglas adaptadas a la era digital“.

Por consiguiente, han casi 24 años desde la primera norma que regulaba este derecho, surgido, reitero, desde la carta magna, hace 38 años y en Abril de este mismo año se ha introducido un nuevo escenario a nivel europeo. Pero ¿Se está aplicando correctamente toda la normativa? ¿El responsable de la recogida de datos, es realmente consciente de dicha responsabilidad? ¿Sabe que lo que está tratando es un derecho fundamental? ¿Es consciente de que si transmite datos sin que lo conozca y apruebe el afectado o lo tolere la normativa está vulnerando derechos fundamentales?

Creo que todos conocemos la respuesta.

Por ello, he preparado una sencilla presentación explicativa de los derechos y obligaciones que conlleva la normativa en Protección de Datos, así como las consecuencias por su incumplimiento.

Comenta aquí

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: